Los productores  tendrán a la mano cuatro programas que son el apoyo financiero del gobierno para que recuperen lo perdido por causa del invierno y puedan reiniciar sus actividades agrícolas y pecuarias.

El gobierno hizo efectiva la ayuda que había prometido para los productores del sector agropecuario que resultaron seriamente en tofo el territorio colombiano.

Así lo hizo explicito con la expedición de la reglamentación dada a conocer por Finagro que prácticamente es  la luz verde para el apoyo que requieren los productores  que perdieron cosechas agrícolas, ganado, forrajeras y en algunos casos hasta la infraestructura, ante las torrenciales lluvias del fenómeno de la niña.

Recordemos que solo la ganadería bovina ha tenido que enfrentar la muerta de 115.332 animales y la destrucción de 1,1 millones de hectáreas dedicadas a actividades agropecuarias que resultaron inundadas por las lluvias y por la creciente desbordad de los ríos.

Además de esto, resultaron también fuertemente afectados 66.158 predios y los ganaderos se vieron en la obligación de desplazar a otras regiones algo mas de 104 millones de bovinos.

Este y otros sectores resultaron afectados, por lo cual el gobierno decreto la emergencia económica en la que estableció un paquete de ayudas a los damnificados mediante las resoluciones 1 y 2 de 2011 de la comisión nacional de crédito agropecuario.

Estas son: La normalización de créditos por la emergencia invernal, es decir reestructuración de crédito, el programa de alivio a la deuda Agropecuaria- Pada, la línea especial de crédito para la recuperación productiva y el incentivo a la capacitación rural especial –ICR especial para los créditos festinados a la recuperación de la actividad productiva.

Es de tener en cuenta que para acceder a estos apoyos, los posibles beneficiarios deberán tener certificación de damnificados expedida por las entidades autorizadas (Comité Nacional para la atención y prevención de Desastres), el comité operativo nacional para la atención de desastres, la oficina nacional de desastres y los comités regionales y/o locales para la prevención y atención de desastres.

Programas

En lo que respecta a la normalización de créditos para la emergencia invernal, podrán acceder a ella los pequeños productores, medianos y grandes productores con créditos registrados en Finagro que se encuentran al día de 1 de junio de 2010
El Paba beneficiara a aquellos pequeños y medianos productores damnificados que ta tienen crédito, los cuales podrán modificar las condiciones del mismo, especialmente, extender el plazo de financiación hasta por cinco años más y de manera simultánea, obtener un alivio en el pago de los intereses para los dos primeros años.
Este plan cobija a los créditos afectados que igualmente hayan estado día el primero de junio de 2010 a los que fueron otorgados posteriormente.
En el caso de los grandes productores la disponibilidad gubernamental es la ampliación del plazo sin reconocer el pago de intereses.
La línea especial de crédito para la recuperación productiva, por su parte, dispondrán de recursos de crédito a tasas preferenciales que en el caso de los ganaderos serán otorgadas para la siembra o renovación de pastos y forrajes.

Para los pequeños productores las condiciones será del DTF – 1% efectivo anual, en los Medianos del DTF E.A y para los  grandes DTF mas 1% E.A.


Fuente: Vanguardia Liberal /Pagina Ganadero

Yurley Pineda Vargas












 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*