El aparato urinario está constituido por: 1) los riñones, que producen la orina; 2) los uréteres, que conducen la orina hasta la vejiga; 3) la vejiga, que almacena la orina; 4) la uretra, que conduce la orina hasta el exterior.

Estos órganos urinarios se encargan de elaborar y excretar la orina.  Los riñones se encargan de eliminar la mayor parte de los residuos metabólicos solubles que han llegado a la sangre.

Riñones

Se encuentran localizados en la pared dorsal del abdomen a cada lado de la columna vertebral.  Generalmente el riñón derecho está en contacto con el hígado (y deja la impresión renal en él) y más hacia delante que el izquierdo el cual a su vez está más cerca de la línea media que el derecho.  En los rumiantes, debido al tamaño del rumen, se localizan los dos riñones a la derecha.

La fijación de los riñones se da por los órganos adyacentes, por la fascia renal y por la grasa peri-renal (cápsula adiposa)  El riñón derecho está más fijo que el izquierdo debido a los órganos que lo rodean, mientras que el izquierdo tiene una posición más variable.

Los riñones en casi todos los animales domésticos tienen forma de fríjol.  En el equino tienen forma de corazón; en el bovino son lobulados y en el cerdo y el perro son lisos.

En un corte transversal del riñón se pueden observar que externamente los riñones están cubiertos por una cápsula fibrosa, luego se encuentra una sustancia cortical (corteza renal) que está salpicada de puntos oscuros (corpúsculos renales), origen ensanchado de los túbulos renales (cápsulas del glomérulo), con un manojo de capilares en su interior (glomérulo)

Luego de la sustancia cortical se encuentra la sustancia medular con una marcada estriación radiada, más clara en su porción central porque en su periferia es roja oscura y se pueden ver a intervalos regulares los vasos arciformes seccionados. Esta zona se denomina intermedia.

La parte central de la médula presenta una proyección conocida como cresta renal con numerosos orificios por los que los túbulos renales se abren en el interior de la pelvis renal (origen ensanchado del uréter y ausente en el bovino)

En el bovino, el uréter empieza en la unión de dos tubos anchos llamados cálices mayores.

El borde medial de los riñones presenta el hilio renal cerca de su centro por donde penetra la arteria renal y los nervios renales y salen los uréteres, la vena renal y los vasos linfáticos, que van a los ganglios renales.  El hilio renal llega hasta un espacio denominado seno renal que contiene la pelvis renal y grasa.

La irrigación de los riñones está a cargo de las arterias renales, ramas de gran calibre procedentes directamente de la aorta, penetran por el hilio y alcanzan la zona intermedia donde se forman los arcos (arterias arciformes) que desprenden ramas para la corteza y la médula (ramas corticales y medulares)  La cuarta parte de la sangre total circulante lo hace por las arterias renales.

El drenaje venoso se hace por medio de las venas renales que desembocan a la vena cava caudal.

Los nervios penetran por el hilio con las arterias renales y proceden del plexo renal simpático y parasimpático por el vago.  En general, el funcionamiento de los riñones está regulado por el sistema nervioso autónomo y por influencia hormonal.

Uréteres

Se inician en la pelvis renal, salen por el hilio renal, se dirigen hacia atrás y perforan la vejiga dorsalmente cerca del cuello de este órgano.

[author] [author_image timthumb=’on’]http://salesganasal.com/img/autor_ganasal.png[/author_image] [author_info]Servicio al Cliente– En GANASAL, nos hemos propuesto satisfacer las necesidades de nuestros clientes. Por esta razón brindamos asesorías y respuesta a sus inquietudes en el menor tiempo posible. Consultar[/author_info] [/author]Ganasal.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*