1. Si se desea producir a base de pasto, es necesario tener pasto. (Vicenza, 2003).
  2. Todo pasto es bueno si está adaptado al ambiente y se maneja bien.
  3. No existe el mejor pasto para todas las condiciones.
  4. Lo más importante es conocer individualmente, el tiempo de reposo (Una ley de Voisin),  de la especie, en las condiciones particulares de donde se siembra.
  5. El mejor aprovechamiento de las pasturas, se da, cuando la producción animal por hectárea, no llega a reducir el potencial de ella.
  6. Lo ideal es maximizar el uso de los pastos, cuali y cuantitativamente.
  7. Es importante iniciar, con la racionalización de las pasturas. Entre más dividamos los potreros, mayor rendimiento tendremos de las praderas.
  8. Lo que buscamos al dividir los potreros, es  que el pasto tenga un tiempo mínimo de ocupación y un tiempo optimo de reposo.(leyes de Voisin).
  9. El crecimiento de los pastos, como el de cualquier ser vivo es en forma de S (sigmoidea).
  10. Hay tres periodos marcados: uno inicial lento, uno intermedio de crecimiento muy fuerte y uno final  que detiene el crecimiento y alcanza su madurez, siendo este el momento de ingresar los animales a la parcela.
  11. En el primer periodo, o inicio de rebrote, la pastura es pobre en fibra y  rica en compuestos nitrogenados solubles y nos producen diarreas.
  12. Para el productor hay varios daños al ocupar praderas antes de tiempo: además de producir diarreas, los animales tienen menos disponibilidad de forraje y si este error lo cometemos seguido, a futuro las plantas son las que van a sufrir fisiológicamente (Sus raíces) y pueden llegar hasta desaparecer.
  13. Si las pasturas se consumen en su momento de madurez, encontraremos mayor forraje y con mejores cantidades de materia seca.
  14. Al ocupar las praderas en un periodo pasado de madurez de los pastos, también cometemos errores, ya que el valor forrajero es menor y los animales tienen mayor dificultad en la digestión, además que estas plantas pasadas de tiempo han consumido mayor cantidad de agua del suelo.
  15. No es fácil siempre ocupar en el momento óptimo de las praderas, al guiarnos por parámetros de observación, en dado caso. para mi es preferible  llegar pasado unos días a  las praderas, no afectamos las plantas, pero si un poco la digestión de los animales.


EL PASTO BIEN MANEJADO DEBE SER LA BASE DE LA ALIMENTACIÓN   DE LOS RUMIANTES, SIN EN NO HAY UNA BUENA PRODUCCIÓN.


Articulista Invitado por GANASAL
JORGE HUMBERTO GARCIA H.
Administrador de Empresas Agropecuarias

Fuentes: PINHEIRO MACHADO, Luiz Carlos, Pastoreo Racional Voisin,  Editorial Hemisfério, 2006.





 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*