La brucelosis es una enfermedad infecciosa de los animales que se transmite al hombre constituyendo una zoonosis. La misma es producida por bacterias del género Brucella que afecta enormemente la economía pecuaria, constituyendo una seria perturbación en la marcha normal de las explotaciones ganaderas, por las pérdidas que ocasiona y las implicancias en la salud pública.

Aspectos de Importancia en la Brucelosis Bovina

La lucha contra la brucelosis se basa en cuatro aspectos fundamentales:

  1. El conocimiento de la enfermedad
  2. El diagnóstico correcto
  3. La vacunación y la eliminación de los animales positivos con un único destino: sacrificio. 

Etiología de la enfermedad

Dentro del género Brucella se distinguen actualmente siete especies y cada una tiene un huésped natural: Brucella abortus que infecta a los bovinos, Brucella melitensis que infecta a los caprinos, Brucella suis infecta a los porcinos, Brucella canis a los caninos, Brucella ovis a los ovinos, produciendo epidedimitis del carnero Brucella neotomae y la recientemente aislada de lobos marinos y delfines Brucella mari.

La forma principal de contagio es por vía digestiva, esta se produce cuando los animales lamen fetos abortados, terneros recién nacidos y/o los genitales de otros  animales, y si estos están brucelosos se produce una ingestión masiva de bacterias.

También es importante la ingestión de alimentos y bebidas contaminadas con  secreciones vaginales y leche de hembras enfermas. La vía genital puede ser  importante solo si se realiza inseminación artificial con semen infectado, de lo contrario,  la brucelosis bovina no es una enfermedad venérea. El semen de un toro infectado  puede contener grandes cantidades de brucelas pero sin embargo no contagia a la  vaca. La razón es que la acidez de la vagina contribuye a destruir a las brucelas.

La transmisión es menos frecuente por vía respiratoria, mediante la inhalación de  polvo y partículas que transportan brucelas, puede tener importancia durante el verano  cuando se reúnen los animales en los corrales y mangas para realizar vacunaciones, desparasitaciones, etc.

Esta enfermedad tiene un período de incubación variable pues  la bacteria luego de ingresar al organismo se multiplica en ganglios y órganos del sistema reticulo-endotelial y el tiempo del mismo varía de acuerdo al estado fisiológico del animal.

El período de incubación siempre es mas corto en el animal preñado. El signo principal de la enfermedad es el aborto al final del tercio medio de la preñez (5 a  7 meses). No es infrecuente la presencia de natimortos debido a esta enfermedad. La principal fuente de contagio son las secreciones vaginales que se producen desde aproximadamente 15 días antes del aborto o parto hasta 4 semanas siguientes al  mismo. Algunos experimentos demostraron que se pueden eliminar hasta 1×10 14 brucelas por gramo de placenta.

Lo que nos está indicando la gravedad del fenómeno que representa el aborto y más aún el parto de un animal bruceloso que nos confunde  pues creemos que puede estar sano, sin embargo elimina tantas brucelas como aquel  que pare. El calostro y la leche también son portadores de brucelas y aunque la  eliminación es intermitente.

[author] [author_image timthumb=’on’]http://salesganasal.com/img/autor_ganasal.png[/author_image] [author_info]Servicio al Cliente– En GANASAL, nos hemos propuesto satisfacer las necesidades de nuestros clientes. Por esta razón brindamos asesorías y respuesta a sus inquietudes en el menor tiempo posible. Consultar[/author_info] [/author]Ganasal.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*