Brucelosis, fiebre de Malta, enfermedad de Bang o fiebre ondulante, son denominaciones de una enfermedad  infecciosa producida por una bacteria del género brucella, una clásica zoonosis (antropozoonosis) transmisible a  los humanos.
En los animales, la brucelosis se caracteriza por ser una enfermedad reproductiva que afecta los aparatos  reproductivos de machos y hembras provocando fiebre recurrente, aborto, retención de placenta y problemas de  fertilidad en el hospedador principal.

Enferma a vacunos, ovinos y caprinos, roedores, cérvidos, liebres, cebuínos, búfalos, camélidos, cánidos, equinos y a la especie humana  Las cabras y ovejas son afectados por la Brucella melitensis: la Brucella abortus afecta a los bovinos; los  cerdos y roedores son atacados por la Brucella suis; en tanto que la Brucella canis enferma a los perros. Con
mayor o menor gravedad, todas estas variedades afectan a la especie humana.
Las especies que no atacan a los humanos, son la Brucella ovis, que infecta a los ovinos y la Brucella neotomae específica de los roedores.

¿CUÁLES SON LOS RASGOS EPIDEMIOLÓGICOS DE LA BRUCELOSIS?

La enfermedad se transmite a los humanos por la ingestión de alimentos contaminados como puede ser leche, quesos contaminados o carne mal cocida, por contacto directo con animales enfermos o sus productos, sea el caso del faenamiento, desposte, sangre, orina; descargas vaginales, fetos abortados o placentas de animales infectados.

Aunque la B. abortus afecta con preferencia a vacunos y la B. melitensis a ovinos y caprinos, no es una selectividad excluyente. A pesar que el ganado ovino no se infecta fácilmente con B. abortus, puede ser su portador y excretarla hasta unos 40 meses después de adquirida la infección.
El aislamiento de B. abortus en cerdos, caballos y camellos en áreas con brucelosis enzoótica demuestra que estas especies pueden adquirir infecciones por medio de B. abortus. Sin embargo, su incidencia epidemiológica es poco significativa, ya que estas especies interactúan eventualmente con vacunos.
En cambio, la relación entre perros infectados y focos de brucelosis en vacunos, ovinos y caprinos ha sido informada y demostrada en varias investigaciones. La información de las campañas de control y erradicación sugiere que la brucelosis desaparece de los animales salvajes cuando la bacteria es erradicada en las especies domesticadas.

¿CÓMO SE TRANSMITE Y DISPERSA LA ENFERMEDAD EN VACUNOS?
En la mayoría de los casos el ingreso ocurre por vía oral, ya que las vacas tienden a lamer los fetos y las descargas genitales que se producen durante el aborto. En los terneros, el contacto puede ocurrir en el útero o en caso de nacer de vacas sanas al alimentarse con leche de vacas infectadas.
La exposición indirecta a las bacterias puede estar mediada por animales salvajes, pájaros, agua contaminada, orina, descargas uterinas, materia fecal o deshechos de vacas que han abortado.
La contaminación en los corrales o pasturas ocurren cuando las vacas infectadas abortan o paren en esos espacios.
La excreción en la descarga vaginal de las hembras enfermas puede ocurrir tan rápido como a los 39 días
después de la infección. Una masiva excreción de Brucella comienza después del aborto y puede continuar por 15 días. Algunas vacas pueden quedar como portadoras y excretar bacterias de manera intermitente por muchos años.

Fuente: Aqui

[author] [author_image timthumb=’on’]http://salesganasal.com/img/autor_ganasal.png[/author_image] [author_info]Servicio al Cliente– En GANASAL, nos hemos propuesto satisfacer las necesidades de nuestros clientes. Por esta razón brindamos asesorías y respuesta a sus inquietudes en el menor tiempo posible. Consultar[/author_info] [/author]Ganasal.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*