El Complejo Respiratorio Bovino (CRB), es un conjunto de enfermedades comunes, denominado generalmente: Neumonía. Es un síndrome complejo,  en cuyo desarrollo intervienen agentes infecciosos (virus y/o bacterias) que junto con otros factores, afectan el sistema inmune, (inmunosupresión) produciendo signos y síntomas característicos.

Situaciones estresantes, como castración, descorne, destete, transporte, cambios bruscos de temperatura, temporales, hacinamiento, etc., son los primeros factores  que contribuyen a que se presente el CRB.

Se producen con más intensidad en animales jóvenes (desde la primer semana de vida, terneros al pie, guacheras o recrías, hasta los 2 años de edad), y es más frecuente en verano por las influencias ambientales.

Cuando este síndrome se produce en animales sometidos a viajes, arreos o movimientos muy estresantes, se denomina: “fiebre del transporte».

Los patógenos implicados son diversas especies de virus, así como bacterias: principalmente Mannheimia  (Pasteurella) haemolytica serotipo A1, Pasteurella multocida y Haemophillus somnus.

Tantola Pasteurellahaemolytica comola  Pasteurellamultocida, son bacterias consideradas habitantes normales del tracto respiratorio y se encuentran presentes  sin causar enfermedad alguna. Pero, cuando se produce una combinación de estrés o infección viral se convierten en agentes terminales de la enfermedad, pudiendo llegar a causar la muerte de los animales.

Sintomatología:

Decaimiento, depresión, inapetencia, fiebre, secreción nasal y tos.  En casos avanzados, se presenta una secreción consistente, babeo, lagrimeo, al animal le cuesta respirar, adoptando un posición característica, con el cuello estirado hacia adelante y respiración agitada. En los casos muy severos se produce la muerte. 

Prevención:

Aunque el estrés no puede ser totalmente eliminado, es importante reducirlo al mínimo, mediante medidas de manejo adecuadas,  mejores condiciones sanitarias, nutrición equilibrada y prevención de la enfermedad a través de programas de vacunación.

En el caso de los terneros es muy importante protegerlo a través del calostro y para que éste cuente con una buena cantidad de defensas, es necesario vacunar a la madre en el último tercio de la gestación.

[author] [author_image timthumb=’on’]http://salesganasal.com/img/autor_ganasal.png[/author_image] [author_info]Servicio al Cliente– En GANASAL, nos hemos propuesto satisfacer las necesidades de nuestros clientes. Por esta razón brindamos asesorías y respuesta a sus inquietudes en el menor tiempo posible. Consultar[/author_info] [/author]Ganasal.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*