Alimentación
Una buena alimentación sólo se determina con la experiencia ,la ración exacta, de acuerdo al tipo de caballo y las tareas que realiza, sin embargo debe tomarse como base que la cantidad diaria de ingestión de un animal domesticado debe ser en peso a la cantidad que consumiría si se encontrara en libertad.
La alimentación debe ser poca y a menudo, pero también es importante tomar en cuenta la alzada, por ejemplo un animal de 1.50 m. de alzada, consumiría un aproximado de 11.50 Kg. de alimento, con animales mayores o menores debe añadirse o quitarse 1 Kg. por cada 5 cm. de alzada. Sin embargo cada caballo es diferente y sus necesidades varían de acuerdo a sus actividades.
Se debe establecer un horario de comidas, esto es indispensable, ya que como hemos comentado el caballo es un animal de costumbres y es de mayúscula importancia que sepa sus horarios de comidas, ya que su alimentación es intermitente, y se le debe proporcionar el alimento para que no presente vicios dentro de la cuadra, como el comerse la cama.


Nutricion

Avena
Considerada una comida concentrada, tiene un alto valor nutritivo, puede ser consumida en grandes cantidades sin presentar ninguna alteración en la digestión, es rico en proteínas y energía. La ingestión de ésta puede ser muy estimulante, por este motivo no es recomendable dársela a los ponies, se debe dar machada y en cantidades variables, de acuerdo al trabajo que cada caballo desempeñe.
Cebada
Tiene mayor contenido energético, el contenido de grasas y féculas es considerable, así como elementos nitrogenados, con un menor de sales y fibra. La excitación es menor en comparación a la causada con la avena, debe presentarse en machada o copos cuando se utiliza como alimento básico. Recomendable para los animales jóvenes, los que se encuentran en temperaturas bajas o necesitan revitalización.
Maiz
Compuesto de un alto contenido de féculas, grasas y azúcares. Su gran sabor ayuda a los malos comedores a ingerirlo con mayor facilidad, si se mezcla con otros granos o tabletas representa un excelente alimento para ser utilizado en invierno.
Salvado

Subproducto del trigo, su valor alimenticio no es muy representativo, debido a la separación científica donde el valor nutritivo es separado, es decir la harina, sin embargo en el salvado encontramos diferentes vitaminas como son vitamina B y E, es un recurso alimenticio de gran utilidad ya que ayuda al caballo a que coma más despacio.
El resultado de la ingestión de éste es aumentar volumen, mejora las deposiciones. Si se presenta húmedo puede ser un suave laxante, ayuda a que si los restos fecales son muy sueltos los regula en su presentación seca. Mezclado con melaza facilita la digestión.
Melaza
Subproducto del azúcar, su valor nutritivo es alto, puede mezclarse con el heno lo cual aumenta su valor nutrimental. Este subproducto cuando se utiliza en exceso es extremadamente perjudicial para el caballo.
Alfalfa
su contenido proteico es mayor, generalmente se utiliza como alimento para los caballos de carreras.
Es el forraje mas utilizado para los caballos.
Esta a disposición en muchas presentaciones.
Dieta del caballo

El equilibrio correcto corresponde a:

Proteínas: Indispensable para la vida, la ausencia de ésta produce desgaste ocasionando en diversas ocasiones la muerte.  rasas, féculas y Azúcares: Dan energía y calor.

Sales
Indispensables en la dieta.
Agua
Se encuentra en todos los alimentos, aún los denominados secos. Vital en la dieta del caballo.
Sustancias fibrosas y leñosas: Ayudan a la digestión, dan volumen, los encontramos en la mayoría de los alimentos, pero en mayores cantidades en el heno.
Vitaminas: Otorga un equilibrio en la dieta de los equinos, la avena es un buen ejemplo.
Guía para la dieta del caballo
Puede guiarse por estos parámetros para establecer la dieta del caballo:
Los caballos con un alza de mas de 1,50 metros deberán tomar entre 12 y 14 kg de comida diaria.
Un caballo que mida menos de menos de 1,50 m de alza debe comer entre 11 y 12,5 kg.
Según el tipo de trabajo que realiza el caballo debe establecer unas reglas para determinar la cantidad óptima de forraje y pienso:
Comida de mantenimiento o básica: 100-70% forraje y 0-30% piensos concentrados. Para mantener al animal en su peso, dieta óptima durante la época del verano.
Comida para animales que realizan poco trabajo: 70-60% forraje y 30-40% piensos.
Comida para caballos de trabajo medio: 60-50% forraje y 40-50% de piensos.
Comida para animales que desarrollan un trabajo duro o de competición: 50-40% forraje y 50-60% piensos.
Comida para animales que compiten en pruebas de alta resistencia o que realizan un trabajo muy duro: 30-40% forraje y 60-70% piensos.
 

[author] [author_image timthumb=’on’]http://salesganasal.com/img/autor_ganasal.png[/author_image] [author_info]Servicio al Cliente– En GANASAL, nos hemos propuesto satisfacer las necesidades de nuestros clientes. Por esta razón brindamos asesorías y respuesta a sus inquietudes en el menor tiempo posible. Consultar[/author_info] [/author]Ganasal.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*