Patas y cascos

El herraje se muestra, hoy mas que nunca, indispensable en la vida del caballo. A medida que el caballo fue perdiendo su interés como motor, y pasó a convertirse en deportista, su dependencia del herrador es tanto mayor cuanto mayor es el nivel en que se mueve.

Herraduras  ¿si o no?

La aplicación general y sistemática de la herradura al casco de los animales de trabajo no es consecuencia de un capricho extendido y perpetuado por la costumbre; se comprende que tal practica no hubiera alcanzado la difusión que actualmente goza, tan grande, que es practica universal y que son excepción los casos en que se prescinde de ella, si no estuviera impuesta por una necesidad y no ofreciera indiscutibles ventajas.

Y así es, en efecto; la utilidad de la herradura esta determinada por los fines que con ella se persiguen, y los efectos que se obtienen cuando se aplica metódica y racionalmente son:

Evitar la inutilización temporal de los animales de trabajo, motivada por el desgaste de sus cascos, lo que permite aprovechar sus servicios con mas regularidad y sin otras limitaciones e intermitencias que las necesarias para el descanso. Y para tener una idea precisa de la importancia que tuvo la invención de la herradura, baste decir que un caballo desherrado, para compensar el desgaste de sus cascos en un día de trabajo, tendrá que descansar de dos a nueve días, según las condiciones del suelo, de donde se deduce que habría que prescindir de los servicios de este animal, pues resultarían demasiado caros si no dispusiésemos de este aparato protector de sus pies.

Modificar las condiciones mecánicas de la región digital, en el sentido de favorecer el oficio que esta desempeña, bien como columna encargada de sostener el cuerpo en la estación, bien como palanca encargada de impulsar el cuerpo durante la marcha, lo que supone reducir el esfuerzo en el primer caso o aumentar la velocidad en el segundo.

Corregir o atenuar los defectos de conformación o dirección del casco, como también las irregularidades de la marcha que son consecuencia de ellos, evitando, por tanto, la inutilización prematura de muchos caballos y los accidentes a que pueden dar lugar estas ultimas.

Auxiliar de un modo eficaz y decisivo el tratamiento de muchas enfermedades del casco, pues en algunas de ellas el herrado es el principal recurso de que disponemos para su curación.

Pero no todo son ventajas en la practica del herrado: tiene también inconvenientes, por lo que siempre se le ha considerado un MAL NECESARIO. Es un mal porque en mayor o menor grado dificulta el normal funcionalismo del pie, dando lugar a deformaciones del estuche corneo; y es necesario porque no disponemos de otro método mejor para defender el casco, teniendo que recurrir a este, con todos sus perjuicios, para evitar el desgaste de dicho órgano.

En efecto, se ha atribuido al herrado normal cierto grado de deformaciones parciales del casco, tales como la estrechez de talones, alteraciones de las propiedades de la sustancia cornea, deformaciones del tejuelo, atrofia de la ranilla, osificación de los fibrocartílagos laterales del pie, desgaste y ruina prematura de las articulaciones y tendones del pie.

Es corriente en el mundo del caballo que los propietarios se recomienden entre ellos a los distintos profesionales dedicados al cuidado de los équidos. Cada propietario trata de convencer a los demás de las bondades de su veterinario y de la valía y virtudes de su herrador. A menudo ,los profesionales son denostados o alabados ,mas por las relaciones personales que pueda tener con el dueño ,que por los resultados de sus trabajos.

El herrador tiene la desventaja sobre el veterinario que los resultados no son tan inmediatos. Los beneficios o perjuicios de un herrado no suelen manifestarse, generalmente ,de un día para otro. Tal retraso no permite hacer un juicio sobre la capacidad técnica del herrador a un corto plazo, sino que deberá transcurrir un tiempo del que a menudo ni el propietario tiene ni los cascos del caballo consienten.

[author] [author_image timthumb=’on’]http://salesganasal.com/img/autor_ganasal.png[/author_image] [author_info]Servicio al Cliente– En GANASAL, nos hemos propuesto satisfacer las necesidades de nuestros clientes. Por esta razón brindamos asesorías y respuesta a sus inquietudes en el menor tiempo posible. Consultar[/author_info] [/author]Ganasal.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*