Retomando con el articulo publicado el Martes 21 de Marzo de 2012,  Personalmente creo que la realidad es diferente, realmente estamos muy lejos de ser verdaderos ganadero, estamos más cercanos a ser simples poseedores de  semovientes.

Si analizamos verdaderamente, el ser ganaderos, nos correspondería, saber un gran número de datos y realizar manejos, importantes para saber realmente como  desarrollamos este programa.

En los talleres que realizo, es común de parte de estudiantes, productores y demás, hablar de ocupaciones de potreros, usando palabras como animales, cabezas, reses,  y otras denominaciones que no nos dan cuenta de nada y muy pocos conocen un  valor fundamental para hacer cálculos como es el de Unidad Gran Ganado (450 kilos),  siendo la medida en kilos la que debemos tener en cuenta ya que es la única que  mide nuestros resultados.

Hoy en cuanto a la leche todavía oímos casos donde se habla de litros de 700 c.c., siendo el litro (1000c.c.) la única medida que es real.
Al hablar de cruces de razas, no identificamos que es un F1, F2, ¾ o 5/8 y muchos  cruces mas y si son de tipo índicus o taurus, o si son de cruces tipo carne o tipo leche.

Estos anteriores temas y muchos más hacen que ganar en ganadería no sea fácil, y no es que sea imposible, sino porque creo que estamos muy lejos de manejar este  negocio como debe ser, llegando al caso de iniciar con las simples identificaciones de  los animales, hacer controles de peso, programar los esquemas de vacunas y purgas,  y muchos otros temas necesarios de tener en cuenta para obtener buenos resultados  y que nos lleven a ganar dinero en este programa llamado ganadería.

Como digo en mis talleres, el 99% de los Colombianos tenemos una relación con el campo o por nuestros padres o por nuestros abuelos, esto hace que tengamos un sueño por siempre, que es el de tener un pedacito de tierra y unas vacas, esto se ha prestado a que una gran parte que está dedicada al programa, realmente tienen otros negocios más rentables y productivos y a este no le tiene el mejor seguimiento que se debe tener y muchas veces a estas personas son a las que utilizan muchos inescrupulosos para inducirlas y montarles programas extravagantes y sobredimensionados, que nunca llegan a cubrir los puntos de equilibrio y utilidades prometidas, llegando a abandonar los programas o de continuarlos sin o con poco interés.

Al final otro problema grave es, la informalidad del mismo negocio, en el cual se permite invertir todo tipo de dinero sin importar la procedencia, siendo fácil volverlo kilos de ganado y al finalizar no importa mucho como se desarrollo el programa sino la legalidad del dinero, terminando en liquidaciones irrisorias, en perjuicio de las verdaderas personas que están en el programa tratando de obtener utilidades.

En fin creo que lo de ganar en ganadería no es fácil, pero para ello debemos cada día ir incrementando programas que nos lleven a por lo menos conocer si existen o no tales ganancias.

JORGE HUMBERTO GARCIA H

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*