El mayor porcentaje de los  ingresos en el  campo de  la cría corresponde a la cantidad de terneros producidos por hectárea y por año. En consecuencia lograr la mayor cantidad de vacas preñadas implica contemplar todas las variables que afectan a la productividad  física y económica. Una herramienta que permite anticipar las decisiones es la evaluación de la Condición Corporal (CC).

Esta metodología consiste en apreciar, en forma subjetiva en un momento dado, la cantidad de energía almacenada en forma de grasa y músculo. Es un pronóstico más confiable y práctico que el peso corporal, además permite en caso de no tener balanza, establecer el estado nutricional de la vaca y planear estrategias de manejo.

Se realiza mediante la observación visual y la palpación de determinadas áreas del cuerpo del animal.

Mirar la vaca al momento del parto. ¿Para qué? 

El estado corporal de las vacas al momento del parto nos puede suministrar una Valiosa información para prevenir fallas reproductivas en el hato y por consiguiente aumentar la  cantidad de terneros por año.

La mayoría de estas fallas se pueden asociar con una deficiente nutrición principalmente Energética. Si los vientres no tienen una adecuada cantidad reservas corporales, lo más probable es que no entrarán en celo porque no dispondrán de energía para mantener el feto en el futuro.

La condición corporal en el momento del parto está muy relacionada con el tiempo que tardará la vaca en entrar en celo luego del parto. Además es un índice de la salud que tendrá el ternero y de la cantidad de leche que su madre le pueda brindar.

Es importante asegurar la nutrición durante los 50 – 60 días previos al parto. Pero, fundamentalmente nos dará muy buena información acerca de cómo se está preparado el hato para el próximo servicio.

Teniendo en cuenta esto podremos tomar medidas que nos permitan mejorar el nivel nutricional de las vacas, en función de sus necesidades.

Este proceso, que tiene muy bajo costo comparado con los beneficios e inclusive en algunos casos permite ahorrar dinero en  otro tipo de suplementación, esto nos permitirá mejorar el porcentaje de preñez a futuro y por ende tener más terneros. Eso sí; requiere de seguimiento y de actuar a tiempo y ordenadamente.

¿También durante el servicio hay que vigilar a las vacas?

Sí. Porque el estado corporal en este momento nos va a decir qué vacas se van a  preñar y cuáles no. También en este momento vamos a poder tomar decisiones que disminuyan gastos innecesarios.

¿Qué pasa con la Condición Corporal al Destete?
No es lo más acertado utilizar esta observación al momento del destete, porque es muy probable que las vacas que dieron mucha leche hayan movilizado muchos nutrientes de su cuerpo, pero a su vez dieron los terneros más grandes y seguramente tengan una habilidad materna superior. Es por eso que nos puede llevar a confusiones que nos hagan tomar medidas desacertadas.

[author] [author_image timthumb=’on’]http://salesganasal.com/img/autor_ganasal.png[/author_image] [author_info]Servicio al Cliente– En GANASAL, nos hemos propuesto satisfacer las necesidades de nuestros clientes. Por esta razón brindamos asesorías y respuesta a sus inquietudes en el menor tiempo posible. Consultar[/author_info] [/author]Ganasal.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*