Ensilar es una práctica bien conocida por todos los ganaderos de nuestra región, esta alternativa nos permite tener alimento fresco y de gran calidad sobre todo en época de sequia en donde la oferta forrajera disminuye y por ende la producción de carne y leche se puede ver comprometida; la calidad del silaje depende de  la calidad del material a sembrar, el manejo agronómico que se realice en campo y la calidad de el proceso de ensilado; debido a esto es muy importante resaltar algunos factores a tener en cuenta, desde el punto de vista agronómico que inciden directamente en la calidad y cantidad de forraje que deseamos obtener y así explotar al máximo el potencial que genera esta practica agrícola, por lo tanto para lograr esto debemos realizar buen manejo del cultivo desde la siembra  hasta el momento la cosecha,  en primer lugar  debemos tener en claro que tipo de material vegetal o semilla debemos sembrar, Colombia posee materiales híbridos de buen porte y desarrollo, adaptados a nuestras condiciones ambientales(temperatura, humedad relativa , precipitación intensidad lumínica etc. )

De acuerdo al tipo de material se debe tener en cuenta el manejo agronómico, es decir todos lo maíces  no responden de igual manera a la fertilización, distancia de siembra y son mas o menos tolerantes a ciertas de plagas y  enfermedades etc. Por lo tanto cada material presenta una respuesta  diferente a cada una de las labores que se realicen de acuerdo a la experiencia que se adquiera en campo y especificaciones técnicas de la casa productora de la semilla, otro factor muy importante es la selección del terreno, este no debe presentar problemas de encharcamiento ya que el maíz es susceptible a inundaciones, por lo tanto debemos escoger terrenos que no sean bajos o realizar obras de drenaje pertinentes y prepararlo adecuadamente  con el objetivo de crear una cama adecuada para el buen desarrollo de la semilla; La dirección de siembra se realiza de oriente a occidente para obtener un buen aprovechamiento del sol y mejorar el proceso fotosintético que repercute directamente en la producción.

Colombia por ser un país de clima tropical, se puede sembrar maíz todo el año siempre y cuando exista riego, de lo contrario debemos conocer el periodo de lluvia de la región y ajustarnos a el calendario agrícola, es decir que la siembra de nuestro cultivo coincida con el periodo de lluvias y así suplir los requerimientos hídricos en todo el ciclo del cultivo, por ultimo quiero resaltar la importancia de los análisis de suelos, ya que gracias a estos puedo  conocer de forma mas precisa las características físicas, químicas y disponibilidad de nutrientes (fertilidad ), estos datos son claves para poder y realizar un adecuado plan de fertilización durante el ciclo del cultivo además de corregir problemas químicos que este pueda poseer, estos factores son de gran importancia y se deben tener en cuenta en el momento de realizar maíz de silo generando una buena rentabilidad en nuestro negocio ganadero.

[author] [author_image timthumb=’on’]http://salesganasal.com/img/autor_ganasal_andres_julian_rojas_basto.png[/author_image] [author_info]Andres Julián Rojas Basto -Ingeniero Agrónomo, U. del Tolima (2009) Con un diplomado en Proyecto Hortofrutícola Ecológico y Sostenible. En el Momento trabaja en Coovezagro en asistencia técnica de productos agricolas.
[/author_info] [/author]

9 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*