Don Spiers, profesor de fisiología ambiental y especialista en nutrición lechera afirma: “El Balance interno de la vaca es cuanto calor ha colectado durante el día en comparación con cuanto calor ha perdido”

Las vacas productoras de leche como la raza Holstein son aun más sensibles al calor. La producción de leche hace que aumente el calor interno y el metabolismo de la vaca. Esto, a su vez, da como resultado que la vaca gane gran calor por dentro. Lo que quiere decir que a medida que la vaca sigue comiendo, durante el día, sigue acumulando el calor en la medida que ingiere forraje y concentrado.

La ingestión real del alimento es el factor que contribuye al estrés calórico Debido al gran tamaño corporal de la vaca, su cuerpo retiene el calor, las vacas altas productoras generan una cantidad de calor corporal que es igual a 16 lámparas de 100 Watts. A medida que hemos seleccionado para niveles mas y mas altos de producción de leche, hemos seleccionado para tener más altos niveles de metabolismos, hemos creado vacas que producen más calor interno y no le hemos cambiado el radiador necesario para ayudarlas a perder calor. (Tomado de la Revista “Hoard´s Dairyman)

¿Qué tiene el Bos Indicus que no tienen el Bos Taurus?

La naturaleza en el trascurso de muchos miles de años produjo mediante la evolución en la raza Cebú la hormona de la aclimatación perfecta, que el Sabio Sisley la descubrió, y tiene la generosa virtud que es hereditaria, trasmisible y se fija en su progenie o hijos y la trasmite y la fija a otras razas ausentes de esta cualidad como las razas europeas, esta Hormona que el organismo elaboró para adaptarse y poder vivir en las altas, hostiles e invivibles temperaturas del trópico ecuatorial es la que hace tolerante a la raza bovina Cebú.

El mismo calor que hiere y mata con crueldad ilimitada a las vacas de razas puras europeas, las deja discapacitadas de por vida, el calor a las vacas Europeas les produce un violento impacto.

El Doctor Sisley, investigador y quien descubridor de la hormona la bautizó como el “síndrome general de adaptación”, “que son descargas hormonales especiales”, que están presentes exclusivamente en las razas

cebuinas, Bos Índicos de origen indostano, e indues de puro origen como; Guzera, Brahmán Americano y Brasileras, Gyr, Sindi, Nelore y en otras del África.

Otra cualidad de las razas Bos Indicus o Cebuinas, es que generan poco calor, interno, ya que la dieta alimenticia es pobre, es decir traga o come menos y por lo tanto, tienen un bajo metabolismo que hace que su temperatura interna no suba y se produzca estrés calórico.

Las vacas F1, 3/4 y 5/8 tienen dentro de su cuerpo un porcentaje de la hormona de la aclimatación o adaptación Sisley, que reduce el calor, es decir, tiene un radiador instalado adecuado para enfriarla, refrigerarla y que nunca sientan el mortificador y mortal estrés calórico que produce las altas temperaturas, así, logre ser productiva  con eficiencia y no sea un modelo animal      desadaptado, que lo vuelve una vaca problema  e improductiva. 

[author] [author_image timthumb=’on’]http://salesganasal.com/img/autor_ganasal.png[/author_image] [author_info]Servicio al Cliente– En GANASAL, nos hemos propuesto satisfacer las necesidades de nuestros clientes. Por esta razón brindamos asesorías y respuesta a sus inquietudes en el menor tiempo posible. Consultar[/author_info] [/author]Ganasal.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*