El cuidado del Ternero es un aspecto muy importante y se debe  tener encuenta, ya que esto determina el futuro de nuestra produccion.
Teniendo encuenta todos los aspectos de manejo, alimentación y sanidad hace que lleguen en un futuro con mejores parámetros productivos y reproductivos a la etapa adulta.

Curación de ombligo
Para desinfectar el ombligo la mejor forma es sumergir el ombligo en una la solución de yodo del 7% y no lo por la parte exterior. Se debe asegurar que la solución entre en el cordón umbilical. La acción cáustica de la tintura de yodo desinfecta el ombligo y además cierra los vasos sanguíneos evitando una ruta ascendente de infecciones, esta operación se debe repetir por tres días seguidos.
Por último se debe impregnar el cordón con repelente para mosca y cicatrizantes.
En casos de ambientes contaminados el cordón se puede ligar en su base con una seda o naylon de dos a tres centímetros de longitud cortando el extremo libre.
En la primera semana de edad se debe mantener una observación diaria de los terneros recién nacidos, para detectar animales enfermos.
Es importante “curar” el ombligo del ternero durante su primer día de vida, para evitar que se le infecte y prevenir miasis o gusaneras. La infección del ombligo generalmente causa poliartritis o “peste boba”, enfermedad que se manifiesta por inflamación de las articulaciones con acumulación de pus, y que puede evolucionar hacia diarrea y neumonía infecciosas. Esta enfermedad produce alta mortalidad en los terneros.
Identificación
El método más recomendado para identificar terneros después del nacimiento es el tatuaje el cual es muy confiable porque es fácil de aplicar, no se pierde, es claro, no se confunde con otras marcas, es permanente, no es molesto para el animal y no tiene riesgos de accidentes.

El tatuaje se realiza en el primer mes de edad, aplicado en el pabellón interno de ambas orejas teniendo precaución de no perforar los vasos sanguíneos aledaños.
Después de colocar la nomenclatura  que le corresponde al ternero, se debe limpiar con un pedazo de tela la cara interna de la oreja, aplicando la tinta tatuadora por fuera de los vasos de la oreja. El tatuador se aplica ejerciendo presión, para luego frotar la tinta con los dedos, con el fin de que penetre en las perforaciones hechas con el instrumento. También se aconseja quemar el mismo número de identificación en la pierna o el lomo (hierro caliente) para que sea permanente y no se borre. Esta práctica puede realizarse entre los tres a cuatro meses de edad o al momento del destete.
Otras formas de identificación son el uso de placas plásticas en las orejas (orejeras) la cual permite identificar el animal a la distancia pero tienen el riesgo de caerse y en algunos casos se pueden producir desgarros de la oreja durante el proceso de colocación. Otros métodos incluyen el uso de placas metálicas, collares, etc., que se pueden utilizar según las facilidades de manejo, costos y disponibilidad. La identificación numérica es un requisito indispensable para poder llevar los registros del hato, al igual que el registro del peso al nacimiento.
Espera la tercera parte la próxima semana.
Yurley Pineda Vargas
Servicio al Cliente GANASAL


Ganasal.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*