Para que entendamos cómo se hace un buen ordeño es importante que consideremos la ubre como un órgano importante (empresa lechera). La ubre de la vaca se divide en cuatro secciones individuales (cuartos), las cuales incluyen multitud de cavidades glandulares que producen leche (alvéolos), que están unidos a la cisterna de la ubre por conductos (canales) lactoforos ramificados.

Conformación del tejido glandular de la ubre

Teta o pezón con su esfínter (1)

Cisterna de la teta o pezón (2)

Cisterna de la glándula (3)

Anillo que divide las cisternas o pliegue anular (4)

Conducto de la leche (5)

Alvéolos que segregan la leche (6)

El pezón termina en un orificio estrecho cuyo cierre está dirigido por un músculo llamado el esfínter del pezón, que tiene por misión prevenir la salida prematura de la leche, así como la de impedir la entrada de bacterias u otras impurezas a la ubre. Es por esto por lo que es de absoluta importancia que el ordeño se efectúe de manera que se conserve este músculo con su fuerza y flexibilidad. Del mismo modo evitar toda causa posible de daño, lesión o desgarro en la extremidad del pezón.

EL ORDEÑO

Es un conjunto de operaciones encaminadas a extraer la totalidad de la leche existente en la glándula mamaria sin daño para el animal y de forma que el  producto obtenido reúna las máximas calidades higiénicas y nutritivas; para su correcta realización, es preciso tener en cuenta las características anatómicas y fisiológicas del animal, y el método de extracción empleado.

Como lo anotamos anteriormente, el ordeño es un conjunto de acciones desde antes del parto y después del parto como las rutinas de manejo que estimulan al descenso de la leche.

Preparación de la vaca: Un buen secado en la lactancia anterior permite reponer las células del tejido mamario, y controla las mastitis subclínicas. Es importante el adiestramiento o acostumbra-miento para ubicarla en la sala antes del parto con las otras vacas lactantes.

Actividad Hormonal: el descenso de la leche está regida por la oxitocina, hormona que se estimula con el buen trato, el sonar de los baldes, el amamantamiento del becerro, el lavado y secado de los pezones. Tiene una duración en el torrente sanguíneo de 5 a 8 minutos, lo que nos obliga a hacer un ordeño rápido.

La hormona adrenalina es causada por estímulos negativos y su efecto lleva a que el animal esconda la leche, y actúa durante media hora.

Condiciones Ambientales: un lugar adecuado, el buen trato, a la misma hora, el olor del alimento concentrado o silo o melaza son rutinas que estimulan al descenso de la leche.

RUTINA DE ORDEÑO

  • Son los pasos que debemos seguir para obtener leche higiénica y de buena calidad.Acceso al lugar de ordeño debe hacerse despacio, sin gritos ni golpes, al paso de las vacas.
  • Se debe ubicar la vaca en un corral de espera
  • luego van pasando al puesto de ordeño en donde se hace observación de la ubre que no este inflamada o enrojecida y si es necesario hacer palpación de la misma para detectar consistencia y posible aumento de temperatura, si la ubre se aprecia normal continuamos la rutina
  • El despunte o prueba de los primeros chorros de leche para observar que no tenga mastitis clínica como coágulos, sangre, grumos o taches.
  • Lavado de pezones
  • Secado de pezones: con toalla de papel desechable o papel periódico
  • Ordeño propiamente dicho: bien sea manual o mecánico debe durar máximo 7 minutos incluida la fase de escurrido
  • Aplicar sellador de pezones por inmersión mediante copa de sellado

 ORDEÑO MANUAL

El ordeñador debe tener una sensibilidad y capacidad de reacción que permita adaptarse a las características del animal en ordeño y obtener, con mayor suavidad y de forma total, la leche contenida en la ubre. No se debe pellizcar ni halar los pezones para evitar daños en los tejidos de la glándula mamaria.

Fuente: AQUI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*