Quisiera volver a tocar un tema que varias veces lo he tratado y es elreferente a la necesidad de hacer cambios continuos en el proceso ganadero.En los últimos días en artículos, promocionales de cursos y conrespecto a comentarios de participantes a mis talleres, encuentro como hablan o solicitan, las formulas mágicas, para obtener mejoresresultados en sus programas.

Siempre he sido claro, al explicar que este negocio, está entre losque encontramos un mayor número de variables, las cuales no sonfáciles de combinar, ya que unas son ajustables a nuestros programas, si conocemos muy bien los parámetros a aplicar, y o tras son imposibles de controlar, como es el caso del estado del tiempo.

Al ejecutar nuestros programas, debemos tener en cuenta muchosparámetros, como pueden ser entre otros, el tipo de animales quetenemos, las razas o cruces, si el programa es de lechería, cría o ceba, tener en cuenta el tipo de terreno, si es plano, ondulado o quebrado, conocer el tipo de pastura que manejamos, conocer suscaracterísticas, calidades y producciones, tener conocimiento de los suelos de nuestros predios, contar con instalaciones buenas, conocerlos principios a tener en cuenta en los sistemas que realizamos, contarcon personal capacitado y eficiente, estar atentos de parte nuestra de cumplir con los requerimientos del programa, además estarpendientes de factores externos de difícil manejo de nuestra parte,como son los cambios de clima.

Estas y muchas otras variables hacen que este no sea un programade fácil manejo y con estructuras fijas.

Se requiere un continuo y rápido manejo para adecuarse a cambios repentinos e inesperados.

En mi caso presento unos parámetros, al explicarles a quienes vienena conocer mi programa, basado en un historial de algo más de 3 años,presentando unos cuadros en los cuales determino unas gananciasdiarias, para hacer una programación del sistema, pero siempre explico que estas son muy puntuales e individuales.

Muestro como hay resultados en los grupos, que a pesar, que los animales están en las mismas condiciones, las ganancias individuales, pueden tener variaciones muy grandes.

A continuación, voy a presentar un seguimiento visual, delcomportamiento del clima y su repercusión en las pasturas de lospotreros, razón importante, entre otras, para hacer cambios buscandoajustarnos en el sistema.

El pluviómetro es un medidor de la cantidad de agua que cae al lloveren nuestras fincas, es un instrumento que nos ayuda en buena forma y con los datos proporcionados, podemos saber qué es lo que realmente ha pasado en nuestros predios, en cuanto al comportamiento del clima.

Además de ser muy útil, es un implemento con un costo muyeconómico y fácil de conseguir, recomiendo adquirirlo, para obtenerdatos importantes para programas futuros.

Como vemos en el año 2009, el comportamiento de las lluvias fuemás o menos normal, con los incrementos tradicionales en los mesesde abril y mayo en el primer semestre y en agosto a noviembre en elsegundo semestre.

En el mes de noviembre del 2009, tenemos un buen promedio delluvias, pero desde aquí, se presenta uno de los fenómenos más marcados en las últimas décadas, los 142 milímetros del mes de noviembre, se presentaron hasta los primeros 10 días del mes, de ahí en adelante, el veranos que se presento fue el más fuerte de los últimos 20 años, en donde desde ese día 10 de noviembre, hasta el 10de abril del año 2010, las precipitaciones se acercaron a 67 milímetros, en 115 días, el equivalente a un buen aguacero.

Estado de las pasturas en los primeros días del mes de abril de 2010,en este momento se bajo la ocupación de los potreros a 5 y con pesosmáximos de 280 kilos, cifras bajas realmente si las comparamos conlas ocupaciones en tiempos normales que se acercan a 7 animales de350 kilos.

Entre el mes de abril y mayo, las precipitaciones llegaban a mas de430 milímetros, donde los pastos obtienen una recuperaciónimportante y volvemos a ajustar las cargas normales.

En los meses de junio y julio sigue siendo importante el volumen de lluvias alcanzando en los 2 meses a caer cerca de 260 milímetros,llegando así a obtener un desarrollo extraordinario las pasturas.

En este periodo se presentaron dos problemas, el primero, algenerarse un acelerado crecimiento de las pasturas, de las cuales ungran porcentaje no fue aprovechado, ya que al estar muy altas, los animales las tendían y pisaban y no las aprovechaban de la mejorforma y el otro problema fue la aparición de gusano en ellas y por estose perdió un gran volumen de materia verde.

En los meses de agosto, septiembre octubre, noviembre y diciembre,el régimen de lluvias continuo en forma abundante, con un acumuladoen este periodo, cercano a los 1050 milímetros, con casos puntuales,como en el mes de septiembre, donde alcanzo a caer 363 milímetros,caso muy comentado por la mayoría del país, ya que se considerocomo el invierno más prolongado y fuerte en los ultimas décadas.

Para esta época, se presento el problema, originado por exceso de lluvias, ya que las pasturas a pesar que existían en volúmenesbuenos, en muy corto tiempo se perdían por haber encharcamientoexcesivo, y los animales no las comían por estar embarradas.

[author] [author_image timthumb=’on’]http://salesganasal.com/img/autor_ganasal.png[/author_image] [author_info]Servicio al Cliente– En GANASAL, nos hemos propuesto satisfacer las necesidades de nuestros clientes. Por esta razón brindamos asesorías y respuesta a sus inquietudes en el menor tiempo posible. Consultar[/author_info] [/author]Ganasal.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*