La carga animal es la relación entre la cantidad de animales y la superficie ganadera que ocupan en un tiempo determinado.
La superficie ganadera se expresa en ha ganaderas. La cantidad de animales se expresa en equivalente vaca (E.V.). Por lo tanto, la carga se expresa en E.V./ha ganadera/período (día, mes, año, etc.).

También se utilizan expresiones de la carga en kg/ha ganadera/período y cabezas/ha ganadera/período, que son de utilidad en algunos casos.
La carga animal de un campo es uno de los factores que el ganadero puede controlar y, junto con la tasa de aumento de peso vivo, determina la producción de carne:

Carga animal x aumento de peso = producción de carne

Simultáneamente con el manejo de la carga animal deben ser atendidos otros factores de gran impacto en la producción de carne:

♦ Base forrajera.
♦ Métodos de utilización eficiente de los pastoreos.
♦ Conservación de forrajes.
♦ Suplementación.

Manejo de la Carga

Manejar la carga significa equilibrar la demanda de los animales con las disponibilidades de forraje que ofre-cen las pasturas, los verdeos, los rastrojos y las reservas, con el objetivo final de maximizar la eficiencia económi-ca de la empresa ganadera.

Esto se logra con la planificación y ejecución de todas o algunas de las siguientes prácticas, según correspon-da:

♦ Estacionar servicios, pariciones, destetes, etc.
♦ Reunir y dividir rodeos según los requerimientos nutricionales en función del aprovechamiento más efi-ciente posible de los recursos forrajeros.
♦ Modificar los niveles nutricionales de la hacienda dentro de los límites que admiten sus requerimientos, su salud y su productividad.
♦ Suplementar (mineral, proteica, nitrogenada, grano, henos, silaje, etc.).
♦ Planificar las compras y ventas de hacienda.
♦ Efectuar descartes en los momentos adecuados.
♦ En los establecimientos agrícola-ganaderos, la carga animal se maneja también aumentando y reduciendo la superficie ganadera en diferentes épocas del año.

La carga animal constituye la cosechadora del forraje de un establecimiento, siendo el medio fundamental para manejar racionalmente las pasturas, los verdeos, los rastrojos y los diferidos, no solo con el objeto de cosechar la mayor proporción posible del forraje disponible, sino también para que produzcan la máxima cantidad de forraje. Carga animal, apotreramiento, aguadas y método de pastoreo son los elementos imprescindibles para manejar efi-cazmente las pasturas y los cultivos forrajeros.

Una alta carga animal sin un manejo ordenado termina en sobrepastoreo, que deprime la producción de pastu-ras y se entra en un círculo vicioso donde la sobrecarga reduce la producción de carne.
En el otro extremo, el subpastoreo significa perder producción de carne, y también deprime la producción de forraje.

CARGA ANIMAL INSTANTÁNEA Y EL MÉTODO DE PASTOREO

El manejo de pasturas y verdeos con alta carga instantánea tiene una serie de ventajas y también algunas limi-taciones que se hacen más importantes al aumentar la escala de la explotación en que se aplica:

VENTAJAS:

♦ Se evita la selección entre las especies o partes de la planta.
♦ Se logra un pastoreo uniforme en toda la superficie.
♦ Permite reservar sectores para conservación de excedentes estacionales de forraje o para cosecha de semi-llas forrajeras.
♦ Tiende a disminuir la cantidad de malezas.
♦ Mejora la distribución de las heces y de la fertilidad del suelo (según sistema de pastoreo).
♦ La alternancia de pastoreos y descansos determina una mayor producción y persistencia de algunas espe-cies (alfalfa, etc.)
♦ Se presta para un mejor aprovechamiento de verdeos de crecimiento rápido en siembras escalonadas.
♦ Se evita el deterioro de la calidad del forraje.
♦ Permite aprovechar rastrojos de cosecha en corto tiempo.
♦ La concentración de animales en pocos lotes facilita la recorrida.

INCONVENIENTES:
♦ Se agudizan algunos problemas sanitarios.
♦ Complica la reclasificación de lotes y el aparte de animales para venta.
♦ Crea problemas de pisoteo en las aguadas y calles, principalmente en zonas y épocas húmedas.
♦ Hay mayor riesgo de daños por sobrepastoreo si se demora el cambio de potrero o franja.
♦ Al no darse la posibilidad de seleccionar el forraje, se deprimen los aumentos de peso individuales.
♦ En épocas de escasez de forraje se deben hacer cambios muy frecuentes.
♦ Los movimientos de rodeos en parición son poco deseables cuando los potreros no están contiguos.
♦ Surgen dificultades cuando la capacidad de las aguadas no es suficiente (pozos, tanques, bebederos, cañer-ías).
♦ El apotreramiento con alambrado eléctrico es eficiente cuando se instalan y manejan correctamente. De lo contrario originan complicaciones.

[author] [author_image timthumb=’on’]http://salesganasal.com/img/autor_ganasal.png[/author_image] [author_info]Servicio al Cliente– En GANASAL, nos hemos propuesto satisfacer las necesidades de nuestros clientes. Por esta razón brindamos asesorías y respuesta a sus inquietudes en el menor tiempo posible. Consultar[/author_info] [/author]Ganasal.com

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*