Los nutrientes son los diferentes compuestos que tiene la comida que consumimos los seres vivos (animales y plantas); todos son importantes porque se encargan de funciones diferentes.
Aunque el agua no se considera un nutriente, es importante mencionarla porque es esencial para el buen comportamiento de los rumiantes.
El agua es indispensable para la producción de leche, para la absorción de nutrientes en los estómagos y para la excreción de sales minerales en la orina y las heces. El consumo de agua depende de la especie y tipo de animal, de su edad, del clima, del tipo de comida que se consuma.
Para producir un litro de leche se necesitan de 4 – 5 litros de agua.
Más de la mitad de la digestión se hace en los tres primeros estómagos, lo que permite dar al animal comida fibrosa a al aprovechar los microorganismos que se encuentran allí.

Con ayuda de los microorganismos, los rumiantes sacan de la fibra parte de la energía que necesitan en forma de gases de fermentación llamados ACIDOS GRASOS VOLATILES (ácidos acético, butírico y propiónico).
Pero para que esa energía sea bien usada por el cuerpo del animal, este necesita comer otros materiales que contengan nitrógeno (proteínas),  minerales y vitaminas. Dar estas fuentes nutritivas al animal se conoce como SUPLEMENTACION, y se recurre a ella cuando el animal no logra obtener las fuentes de energía, proteína, minerales o vitaminas de su ración de alimento.
Para tener buenos resultados con los animales es muy importante la suplementación y para lograrlo, debemos saber qué tipo de nutriente estamos dando con cada alimento y si hay alguno que escasea.
Fuente: Aqui


Yurley Pineda Vargas
Servicio al Cliente GANASAL
Ganasal.com

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*