Para determinar la preñez, tanto el tacto rectal como la ecografía poseen ciertas ventajas, dependiendo de lo que el productor necesite. Ambas, para ser precisas, deben ser llevadas a cabo por un veterinario.

 

EL TACTO RECTAL

El tacto rectal ha sido practicado de manera confiable por veterinarios hace años y casi nada ha cambiado al respecto. Es un procedimiento relativamente rápido, económico y seguro, si lo realiza la persona adecuada. La precisión es buena en las etapas más tempranas de la preñez (30-90 días). A mediados de la preñez (4-7 meses) no es raro que los veterinarios tengan un margen de dos semanas a un mes en su estimación.

Además, la gestación también varía en gran medida según la raza y sexo del ternero.

Lo más importante es si la vaca está vacía o preñada. Con una buena organización y bajo la conducción de veterinarios capacitados, se puede lograr el análisis de hasta 100 cabezas por hora.

En la actualidad aún hay gente que piensa que el control de preñez causa abortos. Este es un riesgo mínimo en las etapas muy tempranas de la preñez (alrededor de los 30 días) y los que realizan el tacto rara vez tardan más de unos pocos segundos en el recto, por lo que se minimiza cualquier riesgo. No se manipula el feto.

El manejo rudo y los golpes contra la manga que sufren las vacas son más probables que causen abortos, en com-paración con el tacto. Los fetos están bien protegidos en el abdomen de la vaca.

El equipo necesario para realizar el tacto simplemente se basa en una buena manga

Las únicas vacas a las cuales es difícil realizar este procedimiento son las extremadamente gordas. Su grasa interna empuja el útero hacia abajo dificultando su alcance. Estas vacas llevan un poco más de tiempo.

ECOGRAFIA

La ecografía requiere una mayor inversión de capital para el veterinario y la finalidad del diagnóstico es muy diferente. Se pueden explorar problemas reproductivos ya que se pueden diferenciar fluidos de pus y realizar un diagnóstico más definitivo.

La ecografía es muy precisa en el rango de 30 a 75 días, sin embargo es muy imprecisa en las etapas posteriores de la preñez.

Con un buen transductor interno (la calidad de las ecografías varía notablemente), aparte del sexo del feto, se pueden distinguir los mellizos. Esto es algo que rara vez se diagnostica con el tacto rectal. Nuevamente, para lo-grar esto se debe realizar la ecografía en etapas tempranas de la preñez.

Se pueden diagnosticar las muertes muy  tempranas de los embriones en donde hay feto pero no hay latido del corazón, lo que indica un feto muerto.

Además se pueden detectar quistes en los ovarios y diferenciarlos fácilmente entre luteales o foliculares.

 

FUNTE: Aqui

 


[author] [author_image timthumb=’on’]http://salesganasal.com/img/autor_ganasal.png[/author_image] [author_info]Servicio al Cliente– En GANASAL, nos hemos propuesto satisfacer las necesidades de nuestros clientes. Por esta razón brindamos asesorías y respuesta a sus inquietudes en el menor tiempo posible. Consultar[/author_info] [/author]Ganasal.com


1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*