“El comercio aumenta la riqueza y gloria de una nación, pero su verdadera fuerza y su esencia solo se busca y se encuentra en el cultivo de la tierra” Lord Chatam

Las políticas actuales sobre lo rural, demandan hoy en día transformaciones en el sector agropecuario tendientes a promover el rendimiento y rentabilidad de las unidades productivas.

Labor, en la que participa el CIFA, actuando como promotor de procesos rurales sustentables a través de programas y proyectos coherentes de formación que articulen las políticas encaminadas al desarrollo equitativo e integral de las comunidades rurales menos favorecidas. Esta creciente demanda productiva, que vista desde las miradas del desarrollo y la globalización pareciera ser la mejor alternativa ante las necesidades alimentarias del mundo, ha puesto en riesgo la estabilidad, subsistencia y preservación de las pequeñas unidades agropecuarias.
Erróneamente y en numerosos contextos se ha malentendido el concepto de producción campesina, llevando a relacionarse este término, con sistemas ineficientes, desorganizados e improductivos. Es así como esta frecuente tipificación ha llevado a diferentes modelos de desarrollo y crecimiento a subestimar el papel de estos sistemas, generando como respuesta estrategias que minimicen o reduzcan la presencia de esta figura para “garantizar” la productividad y la costo eficiencia de una nación.
Con el pasar de los años, múltiples modelos productivos campesinos han servido de ejemplo y guía para consolidar muchas de las actuales potencias productivas en el sector agropecuario, y son aun más, las características y ventajas que aportan estos sistemas en el ámbito social, económico y ambiental. Sin embargo luego de haber copiado de estos modelos sus grandes cualidades hoy en día se menosprecian y rechazan con argumentos superficiales basados en premisas, como las que promueven que producir más es producir mejor.

Es así, como a partir de esta infortunada y superficial deducción se ha venido trazando un destino desfavorable para los campesinos destinándolos a desaparecer.…
Con cada día que pasa, la población mundial aumenta sus necesidades de consumo, y no solo en relación a la alimentación. Por tanto, la respuesta general de los gobiernos capitalistas, se ha centrado en fortalecer al gran productor con el fin de promover el crecimiento del sector agropecuario; es así como aceleradamente se crean e incentivan estrategias de fortalecimiento tendientes a potencializar la capacidad de producir. Como tal, y en respuesta a dicho apoyo, cada vez más se revela el crecimiento desmesurado de unidades productivas, que si bien producen en grandes cantidades dejan de lado una diversa y numerosa variedad de factores que terminan afectando negativamente las condiciones sociales, económicas y ambientales de una región.
Es por esta razón, que se hace importante entonces identificar y reconocer, las ventajas a nivel productivo que revelan las pequeñas unidades agropecuarias, las cuales han demostrado durante siglos la potencialidad que tienen en cuanto a la capacidad de adaptarse a las exigencias de mercados especializados, vinculando a sus procesos estrategias elementales de producción en busca de la obtención de productos sanos con un alto nivel de sustentabilidad, rentabilidad y con características productivas que demuestran su multifuncionalidad.…
 

Espera el Proximo Miércoles 18 de Mayo la Segunda Parte

 

[author] [author_image timthumb=’on’]http://salesganasal.com/img/autor_ganasal.png[/author_image] [author_info]Servicio al Cliente– En GANASAL, nos hemos propuesto satisfacer las necesidades de nuestros clientes. Por esta razón brindamos asesorías y respuesta a sus inquietudes en el menor tiempo posible. Consultar[/author_info] [/author]Ganasal.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*