Síntomas del parto

Reconocerá que una vaca está a punto de parir cuando observe:

  1. Que el vientre, especialmente en el flanco derecho, ha aumentado de tamaño.
  2. Que la ubre está llena y los pezones rígidos.
  3. Que la vulva está enrojecida e inflamada con un liquido mucoso y sanguinolento.
  4. Que el animal está inquieto.
  5. Que en la vulva aparece la bolsa del agua.

Parto normal

La bolsa de agua aparece en la vulva. La vaca se esfuerza más. Aparece la cabeza del ternero, con lo que se rompe la bolsa. Verá aparecer entonces las dos patas anteriores del ternero. Transcurren unas 4-6 horas hasta alcanzar esta fase del parto. Tan pronto como el pecho del ternero sale por la vagina comienza a respirar

Parto normal

Es mejor dejar que la vaca para sola de forma natural. Sin embargo, si quiere ayudarle en el parto puede tirar suavemente de las extremidades del ternero. Si el cordón umbilical (véase la Lección 18) está todavía unido a la vaca, podrá cortarlo con un cuchillo limpio y afilado o con unas tijeras, poniendo luego tintura de yodo o alcohol en el extremo del cordón cortado.

A veces, lo primero que aparece son las extremidades posteriores. Las patas posteriores se diferencian de las anteriores observándolas cuidadosamente. Verá que las patas posteriores al salir por la vulva presentan las plantas de las pezuñas dirigidas hacia arriba.

Deberá buscar entonces (o sentir con sus manos) la cola y los corvejones.

Partos difícil


Deje que el animal para naturalmente. Si hay dificultades puede suceder que:

(1) Solamente haya aparecido la cabeza del ternero.
(2) Sólo hayan salido la cabeza y una pata.
(3) Que salgan las patas anteriores pero no la cabeza.

Si sucede esto deberá o bien solicitar ayuda del veterinario o bien ayudar usted mismo a la vaca.

Partos difíciles

Necesitará una pastilla de jabón, agua caliente, ropa limpia y aceite vegetal limpio, como el de oliva o el de girasol.

Lave bien la zona de la vulva y sus manos. Asegúrese de que sus uñas estén cortadas y completamente limpias. Las uñas largas pueden herir al animal. Si tiene aceite, póngase un poco en su mano y en el brazo, si no aplíquese jabón en la mano e introdúzcala en la vagina para descubrir qué es lo que va mal.

Deberá saber diferenciar en la matriz las extremidades anteriores y posteriores del ternero. Localice al tacto la articulación del menudillo y siga palpando a lo largo de la pata con su mano hasta encontrar la articulación siguiente. En la pata anterior encontrará la articulación de la rodilla y en la posterior la del corvejón. Empuje el ternero hacia un lado o hacia atrás, hacia el útero, de manera que pueda corregir la posición y colocar su cabeza y sus patas en la posición correcta para el parto.

Cuando la cabeza y las patas estén en posición correcta, ate una cuerda limpia alrededor de las extremidades. Tire con cuidado de la cuerda. Necesitará tal vez que alguien le ayude.

ESTOS PROCEDIMIENTOS OBSTETRICOS SOLO LOS DEBE REALIZAR EL PROFESIONAL CON CONOCIMIENTOS EN LA MATERIA .

PARA TRATAR DE SALVAR LA VACA PARA REPRODUCCION Y EL TERNERO.

A veces, se rompe la bolsa del agua sin que aparezcan ni las patas ni la cabeza. Esta posición es muy difícil de solucionar, por lo que conviene, si se puede, pedir inmediatamente ayuda al veterinario.

Cuidados de la vaca después del parto

Proporcione a la vaca agua limpia para beber inmediatamente después de parto, ya que estará sedienta.

La bolsa de agua (parias) saldrá de forma natural, pero podrá favorecer la expulsión tirando de ella con cuidado. Las parias deberán haberse expulsado 24 horas después del parto. Si permanecen en el útero ocasionarán una infección y tendrá que recurrir al veterinario.

Cuidados del ternero recién nacido

Trate siempre al ternero con suavidad. Límpiele la mucosidad de la nariz y la boca y compruebe que respira normalmente. Si no respira, hay que actuar inmediatamente:

• Comprimiendo rítmicamente el pecho con la palma de la mano.
• Manteniendo la cabeza del ternero más baja que el dorso.
• Introduciendo una paja en su nariz para intentar hacerle estornudar y que comience a respirar.

Deje que el ternero mame de su madre tan pronto como sea posible para que tome el calostro, la leche amarillenta que se produce inmediatamente después del parto. El calostro es rico en proteínas y protege al ternero de las enfermedades.

Algunas personas utilizan el calostro para su propia alimentación, pero es indispensable para que el ternero crezca fuerte y sano y por lo tanto debe ser para él.

Deje que el ternero tome calostro durante al menos cuatro días después del nacimiento.


Fuente: Aqui


Yurley Pineda Vargas

Servicio al Cliente GANASAL

 

 

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*