El prolapso uterino es la extrusión de una porción del útero a través del cuello uterino hasta la vagina. Suele desarrollarse cuando el cuello uterino esta dilatado, durante o después del parto o de un aborto.

La mayoría de los casos de prolapso uterino, se produce a las pocas horas del parto. Por lo general se observa en vacas mayores después de una distocia o un parto de feto grande, y puede asociarse con hipocalcemia y retención de placenta. En caso de nacimiento se puede producir un traumatismo del prolapso que aumenta el riesgo de muerte por hemorragia y shock.

Etología:

  • Esfuerzo excesivo durante el parto
  • Extracción fetal forzada o tracción excesiva ejercida sobre las membranas fetales retenidas
  • Metritis
  • Retención de placenta

Signos clínicos

Se observa en la vulva una masa mucosa que hace protusion:

  • El tejido prominente tiene forma de rueda o rosca y a menudo presenta coloración anómala debida a congestión venosa, residuos adheridos o traumatismos.
  • el tejido puede estar isquemico o necrotico y puede producirse automutilacion.
  • Si el prolapso no se extiende a través de la vulva, la masa no resulta visible, pero pueden observarse los siguientes signos clínicos:

    • Dolor abdominal y quietud.
    • Posturas anormales
    • Tenesmo
    • Si los vasos ováricos o uterinos se rompen, pueden registrase, como signos de shock hemorrágico.

Diagnostico

  • El prolapso uterino parcial que no hace protusion a través de la vulva se diagnostica mediante el examen manual de la vagina o por vaginoscopia.
  • Si la masa mucosa hace protusion a través de la vulva puede ser examinada para determinar si se trata de una masa uterina o vaginal.

Diagnostico Diferencial

  • Prolapso vaginal
  • Hiperplasia, edema
  • Tumor vaginal, torsión uterina.

Tratamiento

  • Se trata como una urgencia.
  • Puede intentarse la reducción manual si el útero prolapsado no esta desvitalizado pudiendo la reducción requerir una episiotomía.
  • Administrar antimicrobianos sistémicos para tratar la metritis si se ha reducido el útero.
  • Sino se consigue la reducción manual externa y la capacidad reproductora del animal, puede llevarse acabo la reducción interna.
  • Para la reducción interna se requiere de anestesia general o epidural:

  1.  El tejido prolapsado ha de limpiarse con una solución antiséptica.
  2. Lavar con solución salina caliente o de dextrosa hipertónica y masajear suavemente para contribuir a reducir el edema uterino.
  3. Lubricar toda la masa con un gel lubricante soluble en agua y recolocar manualmente
  4. Después de la reducción, colocar la oxitocina de 5 a 10 UI ayuda a la involución uterina.
  5. La amputación externa se lleva acabo únicamente si resulta imposible reducir el útero o si este se encuentra desvitalizado o necrotico

Seguimiento

  • Tras la reducción manual o quirúrgica, realizar un seguimiento del animal por si se presentaran hemorragias, shock, deshidratación, disuria, o anuria o infección.

Prolongar el tratamiento antimicrobiano si el útero esta traumatizado o no se a realizado cirugía

[author] [author_image timthumb=’on’]http://salesganasal.com/img/autor_ganasal.png[/author_image] [author_info]Servicio al Cliente– En GANASAL, nos hemos propuesto satisfacer las necesidades de nuestros clientes. Por esta razón brindamos asesorías y respuesta a sus inquietudes en el menor tiempo posible. Consultar[/author_info] [/author]Ganasal.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*