El ganado Costeño con Cuernos  (CCC), como todas las razas criollas ingresó al país proveniente de España a través de la Costa Atlántica. Los historiadores señalan dos puntos principales de ingreso:  el primero por el Cabo de la Vela y Santa Marta y el segundo vía Cartagena de Indias.

Historia

Por su formación en la región Caribe de Colombia la raza tolera fuertes temperaturas, variaciones en la humedad del medio ambiente, por eso su adaptación a las zonas cenagueras de Córdoba y Magdalena o en las sabanas secas de Sucre y Bolívar.  En estas zonas el campesino Costeño la utilizo como ganado de leche pero, desafortunadamente, en el decenio del treinta de comienzos del presente siglo se comenzaron a implementar sistemas de cruzamiento con el Cebú.  El mejor resultado obtenido en las características productivas y reproductivas del cruce de primera generación F1 , y por el desconocimiento del mecanismo genético que produce ese comportamiento, la superioridad del híbrido fue atribuida toda al aporte genético de la raza cebuína, trayendo como consecuencia sistemas de apareamiento de absorción hacia dicha raza y como consecuencia la casi desaparición del CCC.

En el año de 1936, el Gobierno colombiano, consciente del valor económico que los animales criollos tenían para la producción, estableció, en el Valle del río Sinú, noroeste de la Costa Atlántica, Granja de Montería, el primer grupo de conservación de bovinos criollos. Se adquirieron en las mejores ganaderías de la Costa, 366 animales de ganado “costeño”, especialmente “romo” para confinarlo en la Granja y comenzar a estudiarlo y seleccionarlo. De los 366 animales iniciales 256 eran  romos y 110 con cuernos. En 1937 se partió el hato y los animales con astas (Costeño con Cuernos) fueron trasladados a la Estación Pecuaria de Valledupar, ubicada en la región noreste de la Costa Atlántica.

El ganado CCC fue trasladado en 1955 de Valledupar a la Granja Experimental de Tolúviejo, perteneciente en aquel entonces al Departamento de Investigaciones Agropecuarias DIA del Ministerio de Agricultura  y posteriormente en 1962  al Centro de Investigaciones Turipaná, Cereté- Córdoba  (Pinzón, 1994).

El hato actual del Centro de Investigación Turipaná esta constituido por 470 cabezas de ganado, involucrados dentro del Proyecto de Conservación de la raza, auspiciado por el Ministerio de Agricultura, bajo la supervisión del Instituto Colombiano Agropecuario – ICA- y con la responsabilidad de Corpoica.

Características Raciales

El ganado Costeño con Cuernos es un animal de tamaño mediano, esto se puede verificar debido a la alzada a la cruz de los machos que varia entre 129 a 139 cm y en las hembras entre 123 a 127 cm, con pesos adultos que varían en los machos entre 532 a 690 kg. y en las hembras entre 380 a 450 kg.

La pigmentación de la piel es negra o rosada, cubierta por un pelo fino y corto cuyo color varia entre bayo claro y rojo cereza.

La cabeza es fina y mediana, con perfil cóncavo, las cuernos son delgados en forma de lira, las orejas son pequeñas y ovaladas.  El dorso es recto y fuerte en los machos, aunque un poco débiles en las hembras.

El tren posterior es un poco estrecho, la inserción de la cola es alta y esta posee escasa borla lo cual, en las hembras,  compensa la relativa estrechez de la pelvis, aspecto que favorece la no presencia de partos distócicos.  Los miembros poseen hueso fino y fuerte. Un poco remetidas de atrás en las hembras, las pezuñas son sólidas y de color negro.

La conformación de las vacas revela aptitud para la producción de leche, con ubre glandular de apariencia colgante, pezones medianos y con venas mamarias bien desarrolladas.

Los toros son vigorosos y activos sexualmente.  Tienen los miembros posteriores fuertes y con buenos aplomos, los testículos de buen tamaño.  El toro criollo Costeño con Cuernos no tiene giba ni prepucio colgante.

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*