La mayoría de las vacas lecheras tienen la capacidad de reproducirse a intervalos de 12 a 13 meses con 10 meses de lactancia en promedio; esto liga la eficiencia productiva a la producción láctea. 

En todo programa reproductivo deben fijarse objetivos prácticos de eficiencia que se pueden lograr con la aplicación adecuada de las técnicas conocidas y funcionales. 
En la tabla siguiente se presentan los principales parámetros y metas del comportamiento reproductivo del ganado lechero bajo condiciones modernas de explotación.

Ciclo Estral 

En las condiciones modernas de explotación del ganado lechero, el hombre manipula el proceso reproductivo vía IA principalmente, esto hace que el seguimiento del ciclo estral de los animales sea de primordial importancia. Las características fundamentales de dicho ciclo se sintetizan de la manera siguiente:

Duración del ciclo estral: 21 días promedio, variación normal 18-24 días
Duración del período de estro o calor: 18 hrs. variación normal 10 a 24 hrs.
Ovulación: 11 horas después del celo, en promedio; variación normal: 5-16 hrs.

Por lo que respecta a la gestación, ésta es de 278 días para las razas Holstein y Jersey, y de 288 días en la raza Pardo suizo.

Siendo la IA un proceso plenamente establecido en la ganadería lechera, es de primordial importancia realizarla en el tiempo óptimo para asegurar altos índices de concepción del primer al tercer servicio.

El tiempo de fertilidad óptimo de los óvulos es corto (2 a 4 horas) y el tiempo de ovulación varía de 5 a 16 horas después del final de un celo estable siendo la vida fértil del espermatozoide dentro del tracto reproductivo de la hembra de 28 hrs. Estos aspectos fisiológicos son de gran importancia práctica ya que, el conocerlos permitirá realizar adecuadamente la IA.

En la siguiente tabla se muestra la concepción lograda en las diferentes fases del celo.

 Frecuencia de concepción en varias fases Del celo 

Considerando el celo estable como indicador, se puede recurrir a un patrón de horario para la IA.

Consideraciones para mejora de la eficiencia reproductiva en ganado lechero

1. Mantener un buen sistema de registros, indi cando cada calor.
2. Servir a las novillonas al peso recomendado para la raza.
3. Alimentar a las novillonas correctamente para que puedan servirse precozmente.
4. Observar los calores al menos dos veces al día.
5. Incluír minerales en las raciones de concentra dos.
6. No servir a las vacas antes de 50 días posparto para optimizar la concepción al primer servicio.
7. Controlar las enfermedades de la reproducción (vacunaciones).
8. Revisar rutinariamente a las vacas para el diagnóstico de gestación.
9. Inseminar a las vacas en el momento correcto.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*