Un suplemento mineral adecuado para el ganado debe tener las siguientes características.

  1. Un mínimo de 2 a 10% de P. En las áreas donde los forrajes tienen concentraciones mas bajas del 0.20% de P, los suplementos minerales preferidos tendrán de 8 a 10% de P.
  2. La relación calcio- fósforo no debe ser mayor a 6:1 aunque el ideal es 2:1.
  3. Una proporción significativa (por ejemplo, 50%) de los requerimientos de los microminerales. En zonas de conocida deficiencia de microminerales, debe proveerse el 100% de estos minerales.
  4. Compuestos de sales minerales de alta de calidad, las cuales proveen de mayor disponibilidad biológica de cada elemento. Sin incluir siquiera en niveles bajos aquellas que contengan elementos tóxicos. Por ejemplo, debe evitarse el uso de fosfatos con alto contenido de Flour o de formularios de tal forma que el ganado no reciba mas de 30 o 50 ppp de Flour en la dieta total.
  5. Suficientemente palatable para asegurar un consumo adecuado con relación a los requerimientos.
  6. Estar respaldado por un fabricante con reputación, con garantía de la información suministrada en la etiqueta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*