En la ganadería bovina moderna hoy día se debe tener en cuenta, el mejor aprovechamiento de los recursos naturales para la alimentación bovina, por eso le vamos a explicar el uso del Silvopastoreo en Colombia.

La rentabilidad de la ganadería colombiana es relativamente baja frente a la de otros países que tiene importante participación en el mercado internacional. Por eso, los indicadores promedio son muy bajos: 0,55 animales/Ha, 50 – 60 % de natalidad, lactancias de 700-800 litros o menos por año en el trópico bajo. Esta baja eficiencia en el mal uso de los recursos se traduce en altos costos de producción y consecuentemente en rentabilidades negativa en los hatos ganaderos. La buena conservación de suelos, planta, animal, es el uso adecuado y eficiente de las tierras, que incorpora prácticas de protección y mejoramiento, de tal forma que se controla y disminuye la erosión, se conserva el agua y se mantienen la productividad y la Fertilidad.

Sobre pastoreo: El exceso de ganado en un terreno ocasiona el pisoteo del pasto, lo cual lleva a la desnudez del suelo y a su compactación. Si el terreno es en ladera la erosión se presenta en forma más rápida.

El sobre pastoreo es quizás el error más común en el manejo del ganado en praderas Afecta de forma muy negativa el ecosistema, causa degradación de los suelos, compactación y disminución radical de su capacidad de producción, retarda la recuperación de los pastos y favorece la presencia de malezas. Altera de manera lamentable la estructura del suelo y, por lo tanto, afecta el suministro de oxígeno y agua a las plantas, lo cual dificulta el aprovechamiento de todos los otros minerales; en pocas palabras, la nutrición de las plantas.

Las Buenas Prácticas Agropecuarias constituyen la garantía de que desde el principio se hacen las cosas bien, por lo que tal vez el factor más importante y fundamental para el logro de los objetivos productivos y reproductivos, la sostenibilidad y la rentabilidad económica de la empresa, sea la selección de los animales iniciales para la implantación de un sistema de explotación ganadero de doble propósito, y cómo se manejen los cruces y el programa reproductivo para mantener niveles óptimos de productividad y reproductividad, sin desmeritar la importancia de otros factores como la adecuada alimentación, la locación y otras variables de manejo.

Para una explotación de ganado doble propósito, se recomienda un cruce de holstein, simental, pardo suizo por cebú, utilizando la F1 de este cruce, que tendrá una ventaja heterocigótica, para la producción de leche y crías con buenos desempeños en programas de ceba y leche (doble propósito), siempre y cuando se dé un adecuado manejo alimenticio. Los toros cebú (Brahmán, Gyr, Guzerat) son los más usados en Colombia por su comprobada adaptación y sus ganancias de peso, además de su excelente conformación. Aún queda un largo camino para investigar la calidadreal de su canal y su carne. Se recomienda mantener un 50% de sangre Bostaurus y un 50% de sangre Bosindicus.

Para el mantenimiento de esta ventaja heterocigótica es recomendable que el reproductor utilizado en el programa de cruzamiento y reproducción sea de una raza diferente a las iniciales.

Es decir, si la F1 es de un holstein por cebú, el reproductor del hato puede ser un cebú rojo, y luego incluir en el cruzamiento un material genético de Romo Sinuano, y después otras razas que permitan ir involucrando nuevas ventajas productivas, para mantener un hato con buenos parámetros productivos y reproductivos. Para el manejo de una estrategia general de cruzamientos se deben tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Definición de las condiciones ambientales en las cuales será manejada la nueva Población.
  • Elección de las razas más adecuadas de acuerdo con los objetivos trazados.
  • Definición de los caracteres que deben ser conservados y mejorados Genéticamente.
  • Desarrollo de un sistema de registro de control para las características de importancia económica.
  • Establecimiento de programas de evaluación genética de los reproductores, con el Objetivo de utilizar de manera intensiva aquellos con superioridad comprobada en Cuanto a sus valores genéticos.

En estas decisiones debe imperar el criterio económico: puede ser más barata -aunque menos eficiente- la siembra directa en campo, lo cual depende de la calidad de la semilla, del nivel de preparación del terreno y de la disponibilidad de riego o de la época climática, además de la experiencia del productor en el manejo de estos cultivos.

Se debe conocer el Plan de Manejo Integrado de cada especie, que permita prepararse para asociarlas o mezclarlas, de tal manera que sean útiles, prácticas y económicas.

Esto sugiere tener un plan de aplicación de enmiendas, manejo de abonos y fertilizantes, en función de los resultados de los análisis de suelos, la edad del cultivo y sus requerimientos nutricionales, para lo cual es necesario reconocer los síntomas de deficiencia de nutrientes; todo esto se debe integrar a un plan de conservación del recurso suelo.

[author] [author_image timthumb=’on’]http://salesganasal.com/img/autor_ganasal.png[/author_image] [author_info]Servicio al Cliente– En GANASAL, nos hemos propuesto satisfacer las necesidades de nuestros clientes. Por esta razón brindamos asesorías y respuesta a sus inquietudes en el menor tiempo posible. Consultar[/author_info] [/author]Ganasal.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*