Muchas fincas cuentan con una infraestructura adecuada para la realización de las actividades o prácticas de manejo (corrales, embudos, calcetas, bretes), las cuales facilitan el desarrollo de los procedimientos con un mínimo de riesgo para los operarios y los animales, evitando accidentes y pérdidas en la producción.
Existen otras explotaciones que cuentan escasamente con un encierro y botalón (bramadero). Normalmente, en las fincas se hace necesario sujetar, derribar e inmovilizar el animal para ejecutar prácticas de manejo como: (castraciones, identificación, administración de medicamentos, curaciones, cirugías, tomas de muestra etc.)
En todo momento se debe estar conciente de la responsabilidad que implica mantener el control absoluto de la vida de los animales, preocuparse por su bienestar y tranquilidad.
Para sujetar, derribar e inmovilizar los bovinos se deben aplicar métodos prácticos, técnicos y seguros, con poco riesgo para el animal y el operario. El método depende de: la docilidad, edad, sexo del animal; tipo de explotación y tipo de práctica a realizar.
Los métodos de sujeción, los podemos clasificar de varias maneras, pero, la principal clasificación es la siguiente:
Simples: Son aquellos a los que recurrimos para la contención o sujeción normal del animal, utilizando solo las manos
Físicos: Son aquellos en los que utilizamos elementos accesorios, como mecates, instrumentos especiales, etc.
• Químicos: Son aquellos en los que nos apoyamos en la aplicación de drogas tranquilizantes o anestésicos.
Los métodos físicos, son los más comunes de usar, y podemos establecer una clasificación también dentro de los mismos:
No derivativos o incruentos:
Son aquellos que utilizamos elementos como mecates, jaulas, o instrumental especializado que solo contienen a los animales por impedimento del movimiento de los mismos.
Derivativos o cruentos:
Son aquellos en los que utilizamos instrumental específico, que causa dolor, y el animal se queda inmovilizado para no sufrir más dolor (mordazas, aciales, anillos, nariceras).

Yurley Pineda Vargas
Servicio al Cliente GANASAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*